Actívate, actívalos

Existe una amplia bibliografía acerca de los efectos de los medios de comunicación de masas, en el comportamiento político. Teorías como la de “mínimos efectos” o la conocida teoría del “agenda setting“, analizan esta reacción psicosocial a los impactos mediáticos. Y la gran mayoría se centran en los efectos de los medios tradicionales, no tanto los New Media.

Hoy os planteamos una hipótesis, fundamentada en un artículo de Steven E. Finkel (1), del cual podríamos resumir con la siguiente frase:

Planteo que los resultados sostienen un modelo de “activación” de los efectos de campaña: más que necesariamente reforzar las intenciones de voto preexistentes en los individuos, las campañas recientes han servido para activar predisposiciones políticas y hacerlas electoralmente relevantes. (traducción propia)

La sorpresa de los recientes resultados electorales en referéndums como el de Colombia, Reino Unido o comicios como los de Estados Unidos o la primera vuelta de las presidenciales francesas, ha sorprendido a muchos analistas, expertos y público en general. Desde la llamada postverdad hasta la consideración de prácticamente toda la oferta política como populista, se ha tratado de justificar las causas con las consecuencias: la culpa ha recaído en los medios, los errores de las encuestas y la volatilidad del votante poco sofisticado.

Pocos análisis se han centrado en la importancia de las campañas, no tanto como inicio sino como acento de esa tendencia a “activar predisposiciones políticas y hacerlas electoralmente relevantes”. Movimientos sociales como En Marche! han supuesto un caso de estudio que va construyéndose día a día, declaración tras declaración; la figura de Manuel Valls y su afirmación de que «el Partido Socialista está muerto» ha supuesto un nuevo capítulo en este relato postverdadero, que no es más que un relativismo extremo. Las fidelidades partidistas han llevado a un “liquidismo político” que conjuga elementos racionales y emocionales.

activate activalos comunicacion marketing estrategia politica
Fotografía de Macron a su llegada al Louvre (EFE)

Parecía imposible una victoria de Trump, porque su relato chocaba con el de sus adversarios. Sin embargo, la campaña fue un caso práctico de éxito, pues basta repasar los sondeos de septiembre a noviembre de 2016 para darse cuenta. ¿Populismo? Popularismo, más bien.

La búsqueda de un relato y la adaptación al relato del electorado, no es tarea fácil. No hay Macrones ni Trudeaus (diferentes abismalmente en cuanto a su historia política) campando como Pokémon para ser cazados por reclutadores de políticos. No es tan sencillo. Todo apuntaba a que Cameron iba a tener una vida política importante en Europa, y ahí lo tienen. Nadie hubiera apostado a que Mariano Rajoy obtendría mayoría absoluta, o siquiera relativa tras los innumerables casos de corrupción de su partido, y de la irrupción de fuerzas de activación en la izquierda, y ahí lo tienen; con la sartén de las elecciones anticipadas con resultados previsiblemente favorables, por el mango.

Escribía hace poco que casi todo es campaña, no en alusión al concepto de campaña permanente de Blumenthal, sino como reafirmación de la importancia de los tiempos, del enfoque hacia el votante-consumidor y de la construcción de un relato. Muchos gobiernos de pacto post-15M, carecen de este relato, y su metadiscurso va deshaciéndose desde dentro, casi sin ayuda externa. Va a ser muy interesante seguir los congresos de los próximos meses, para ver nacer relatos, tal vez resetear otros, pero sobre todo para hacer más consciente a los votantes de que la campaña ha empezado y que, más que reforzar posiciones ya decididas, pueden activar predisposiciones. ¿Han visto los dos últimos barómetros del CIS? Esperen al siguiente. Pero sobre todo al de septiembre (2).

_
(1) Finkel, S.E. (1993), «Reexamining the “Minimal Effects” Model in Recent Presidential Campaigns», en The Journal of Politics, Vol. 55, No. 1.

(2) El barómetro de julio se habrá recogido en junio, antes del congreso del PSOE, y en agosto no se publica, de manera que tendrá que esperarse al mes de septiembre para ver posibles inflexiones.


Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *