Whatsapp vs Telegram

Hace apenas unos días, los medios valencianos publicaban la noticia de que la Generalitat Valenciana, con motivo de su llegada a los 100.000 seguidores en Twitter, iba a abrir un nuevo canal de comunicación directo con sus ciudadanos y se trata, ni más ni menos, que de un servicio de alertas en el sistema de mensajería más utilizado en nuestro país, Whatsapp.

Desde hace un par de años, concretamente desde la campaña autonómica y local de 2015, los sistemas de mensajería han ido cobrando bastante relevancia en las diferentes campañas de comunicación de partidos políticos y candidatos estableciéndose como el canal más directo que existe entre los representantes públicos y los ciudadanos. Además, una vez se formaron los nuevos gobiernos, muchos no desaprovecharon de trasladar estas herramientas de comunicación a las diferentes instituciones públicas.

Muchas de estas instituciones públicas que decidieron adoptar estas estrategias de comunicación para su “conexión” con los ciudadanos, optaron por Telegram en vez de Whatsapp a pesar de que la segunda era ( y sigue siendo ) mucho más utilizada que la primera con un 98% de usuarios que eligen el servicio propiedad de Facebook.

Pero, ¿Por qué sucede esto?

Una de las principales ventajas que tiene Telegram frente a Whatsapp, es la existencia de los canales. Esta red social, ofrece la posibilidad de enviar mensajes sin que ningún miembro del canal pueda realizar un feedback dentro del mismo espacio por lo que se utiliza como un canal de comunicación oficial unidireccional. Además, estos canales no tienen límite de usuarios por lo que todos aquellos que se suscriban recibirán las últimas novedades de la Administración correspondiente.

Otra de las ventajas que tiene Telegram, es la propia política de privacidad de la aplicación. Los creadores de Telegram aseguran que su sistema de cifrado extremo es prácticamente inviolable sin importar el tipo de dato que se envíe.  Además, dentro de los canales y grupos de esta red solo ven el nombre de usuario y la foto de perfil del resto de participantes, pero no su número de teléfono, a diferencia de Whatsapp.

¿Dónde queda la comunicación bidireccional?

Como muchos estaréis pensando, estas herramientas de comunicación directa, se están utilizando para la comunicación unidireccional institución-ciudadano sin dar ningún tipo de oportunidad de feedback a este último. Por este motivo,  desde la campaña de 2015, muchos políticos optaron por ofrecer un servicio mucho más cercano y directo estableciendo una herramienta completamente bidireccional en el que pesaba más las opiniones y aportaciones ciudadanas que el propio mensaje del político.

Así fue el caso del candidato socialista a la alcaldía de Valencia, Joan Calabuig, pionero en el uso de estas herramientas, que a principios de febrero, abrió un número de whatsapp bajo la campaña “De vecin@ a vecin@”  en el que animaba a todos los valencianos a que le enviasen sus sugerencias, sus opiniones y quejas sobre su ciudad. A través de esta herramienta, tanto el candidato como su equipo, gestionaban las múltiples sugerencias emitidas y remitían toda la información demandada por los ciudadanos.

Evidentemente, esta comunicación bidireccional requiere de un equipo preparado para esta misiva ya que el trabajo, tanto de comunicación, como de recolección de información como de elaboración de una base de datos adecuada, es mucho más complejo y farragoso que los envíos de información de manera unidireccional.

¿Existen otras opciones?

Pero la comunicación institucional directa va más allá de los dos grandes de la mensajería instantánea. Éste es el caso, por ejemplo, de Línea Verde Municipal o Muneval, dos aplicaciones creadas y desarrolladas en España que permiten una conexión directa entre la institución y el ciudadano con diferentes beneficios cada una.

Por un lado, Línea Verde Municipal es una APP destinada al servicio medioambiental de las instituciones en el que el ciudadano puede informar directamente de las incidencias que ocurren en la vía urbana de su municipio.

Por otro lado, Muneval, es una APP que se caracteriza por ofrecer un servicio de participación directa de los ciudadanos a través de consultas y encuestas

En conclusión, no cabe ninguna duda de que la evolución de la comunicación política, y su democratización, es imparable por lo que el uso de estas herramientas en un futuro será  la norma y no la excepción.

Ahora solo falta elegir qué tipo de comunicación quieres, o necesitas.


Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *